Colores neutros

Existen ciertos colores idóneos para pintar las fachadas de las casas. Si bien, los colores neutros pueden parecer fomes o muy comunes, estos son sumamente prácticos por la sobriedad que le dan a una vivienda. Los colores neutros conviven bien dentro de cualquier lugar y los más comunes son el gris, blanco, crudo, moca, blanco (no tan brillante). 

 Asimismo los pasteles pueden darle color a tu vivienda sin ser tan colorida. Estas tonalidades lucen muy bien, sobre todo en las casas que están decoradas con un estilo campestre. Entre los colores que puedes elegir está el azul cielo, amarillo y rosa pálido, el crema y otros. 

Una de las zonas más llamativas del hogar y que hablan de su estilo es la fachada, ya que representa la primera impresión que da su casa al mundo exterior. No olvides pintarla con un color que entregue calidez  sobriedad.