Revestimiento de piedra

Una manera distinta de realizar una fachada es con piedra natural. Generalmente esta se utiliza en edificios para revestir fachadas exteriores, dándoles dureza y sobre todo calidad. 

Asimismo, la piedra natural potencia la imagen de la vivienda y proporciona sobriedad, elegancia o durabilidad. 

Si te decidiste por tener una facha de piedra debes tener en cuenta como primer punto el material porque debe ser una piedra dura, resistente al desgaste que produce la acción combinada del agua, viento, sol y los elementos contaminantes del medio ambiente al que esté expuesta.
De la misma forma, es preferible que tenga un acabado pulido para que dificulte la acumulación de suciedad y microorganismos que terminen fisurando o rompiendo la piedra.
También, debes considerar la unión de las placas de la fachada. Estas pueden realizarse mediante morteros, resinas o anclajes con piezas metálicas para una unión mucho más firme y segura.