Sofisticación al pintar

La opacidad de este tipo de brillo tiene diversas ventajas entre ellas que disimula las imperfecciones de las paredes por lo que se ocupa generalmente en interiores y muestra sobriedad a las visitas que tengas, algo importante a la hora de recibir a tus amigos y familia.

Para cuidar este tipo de pintura hay que evitar los roces en la pared, puesto que estos se marcan rápidamente en la superficie, por eso es bueno limpiar quincenalmente para mantener en óptimas condiciones las superficies donde se pintó.

Sin duda este acabado es el más popular al pintar las paredes debido a su uniformidad y gran adherencia, lo que hace más fácil limpiarlo y repintarlo cuando se estime necesario.