UNA DECORACION ARMONIOSA DEBE TENER 3 COLORES.

Para sentir que tenemos una buena decoración, necesitamos, principalmente, aplicar tres colores en distinta proporción. Si aplicamos solo uno, a la larga sentirás que la decoración es monótona. Decorar con dos colores, sentirás que el color te limita, que no puedes crecer. En cambio, combinar tres colores en distinta proporción, 60% - 30% - 10%, permite definir el color del elemento que se quiere resaltar y combinarlo con dos colores más, para que lo enaltezcan. Esta proporción, incluso puede ser un solo color en distintas tonalidades. Lo importante es que, la correcta la proporción, nos hará sentir que nuestra decoración es armoniosa, y se manifestará en nuestras emociones con sensaciones de bienestar, alegría, tranquilidad, que todo fluye, positivamente, en nuestra vida.