EL SOFÁ DEBE ENFRENTAR LA PUERTA DE ENTRADA

El sofá no debe dar la espalda a la puerta de entrada. Idealmente, debe mirar la puerta de entrada como una forma de recibir y acoger a las visitas. Debe estar apoyado a una pared y en posición en L, no enfrentados.

Revisa más tips como este: