UNA BASE NEUTRA

Para tener un ambiente armónico y sobrio, se sugiere aplicar colores claros y neutros en los muros, que además ayuda a darle luminosidad al ambiente; tonos medios neutros en el mobiliario, para darle fuerza y energía a la decoración; y los toques de color más fuertes en los detalles como cojines, cuadros, alfombra y cualquier objeto de decoración que aporte color al ambiente para que se proyecte nuestra personalidad.

Revisa más tips como este: